Salud y belleza » Enfermedades

Síndrome de West, preguntas frecuentes

6 Comentarios

¿A qué se denomina como el Síndrome de West?

También llamado trastorno de espasmos infantiles, el síndrome de West es una encefalopatía o alteración cerebral epiléptica que ocurre en los niños pequeños y que, a decir verdad, es poco frecuente. Los niños con SW a menudo comienzan a manifestar la enfermedad entre los tres y cuatro meses de edad, siendo el límite los dos años.
Esta dificultad se caracteriza por generar un retraso en el desarrollo del niño. Se pueden distinguir dos grupos de pacientes: sintomático (hay signos previos) y criptogénico (ausencia de signos).

¿Cuáles son las causas que pueden desencadenar el Síndrome de West?

Son múltiples y muy varadas las causas que pueden desembocar en un espasmos infantil pero casi siempre éste síndrome de debe a lesiones cerebrales que pueden ser tanto estructurales como metabólicas. Además, el SW se puede desencadenar por factores como isquemia antes del nacimiento, desórdenes dentro del útero, infecciones como la toxoplasmosis, disgenesias, desórdenes metabólicos, caso severo y extraño de herpes, esclerosis tuberosa.

¿Qué tipo de sintomatología presenta el Síndrome de West?

Los niños que sufren de SW padecen de severas contracciones súbitas y la duración de cada episodio es de aproximadamente diez segundos. Estos espasmos pueden venir acompañados de otros síntomas como alteraciones respiratorias, gritos, movimientos oculares, muecas, retraso psicomotor -esto puede implicar diplejia, cuadriplejia, hemiparesia y hasta microencefalia-, hipsarritmia y más.

¿Cómo se debe efectuar un diagnostico?

Cualquier infante con manifestaciones como las mencionadas debe realizarse un EEG. Esto se trata de una prueba diagnóstica vital para la confirmación del síndrome. Es importante ese test porque, a menudo, dados los síntomas del SW, ésta enfermedad se puede confundir con otros males (cólico del lactante, mioclonía benigna de la infancia temprana, reflujo gastroesofágico, epilepsia mioclónica del lactante, encefalopatía mioclónica precoz y síndrome de ohtahara)

¿Existen tratamientos para éste problema?

El tratamiento más popular es a base de fármacos de diferentes fármacos: anticomiciales y sedantes para controlar los espasmos,  piridoxina para remediar el déficit de vitamina B6, acido valproico para controlar las crisis, vigabatrina para los trastornos visuales, corticoides también para el tratamiento de los espasmos (más que nada los efectos secundarios) y topiramato (otro fármaco antiepiléptico de amplio espectro).

¿Sirve la cirugía?

No es de los métodos más recomendados y, de hecho, solo se suele utilizar para tratar aquellos casos en los que otro sistema se encuentra contraindicado. La cirugía es una técnica eficaz en la resolución de las crisis, aunque su eficacia en el desarrollo psicomotor es altamente cuestionable.