Salud y belleza » Enfermedades, Medicina

Soluciones naturales para combatir el exceso de sudoración

Sin Comentarios

El exceso de sudoración es un problema que afecta a toda clase de personas: solo aquí en España, está registrado que más del 23% de la población sufre esta incomodidad. Y una de las características que destacan a la sudoración exagerada es la persistencia con la que aparece dicho mal: ¡vaya que hay que sudar para dejar de sudar!.

Efectivamente, la tecnología no encuentra métodos imbatibles para atacar esta pesadilla y, de hecho, las pocas alternativas suponen intervenciones quirúrgicas peligrosas.

Pero, claro, allí donde la tecnología y la vanguardia fracasan, la naturaleza siempre triunfa. En este caso traemos ante ustedes, una serie de remedios caseros y soluciones naturales para combatir el exceso de sudoración sin “sudar” la gota gorda.

  • Beber una taza de una infusión preparada especialmente con salvia. Para que la solución funcione, es necesario beberla todos los días. ¿Cómo actúa el remedio? Pues contribuye a reducir la actividad de las glándulas sudoríparas.
  • Mezclar un par de hojas frescas, también de salvia, pero con jugo de tomate, sobre las axilas resulta un remedio aún más eficaz que cualquier desodorante.
  • Otro de los grandes remedios caseros, consiste en empapar las axilas con una mezcla de té de corteza de sauce y bórax que ayuda a disminuir los efectos de la sudoración y permanecer más seco.
  • Empolvar las axilas con fécula de maiz o con polvo de arroz es una solución para estar seco en todo momento y a toda hora (naturalmente, la vida útil de esta alternativa es corta).
  • Lavar las axilas con una mezcla de bicarbonato de sodio y zumo de un limón evita la sudoración excesiva (no se recomienda usar en otras zonas que no sean las axilas).

“Está comprobado que el cuerpo humano cuenta con más de dos millones de glándulas sudoríparas. Cada una de ellas entra en acción con otras para enfriar el cuerpo mediante la evaporación del líquido, es decir el sudor, en la superficie de la piel.  Tales circunstancias pueden ocurrir tanto por cuestiones relacionadas con la temperatura exterior como por otros sucesos (tensión mental, física). Y, mientras la mayor parte de la sudoración consiste en un fluído inodoro compuesto por agua, sal y pequeñas dosis de otros elementos, cuando la sudoración se genera por las glándulas sudoríparas ciertas zonas de nuestro cuerpo se ven más afectadas que otras (axilas, por ejemplo). Son pocos los tratamientos que permiten el control de esta situación: algunos a base de botox inyectable y otros mediante diferentes intervenciones ciertamente más serias. No hay otros tratamientos ni productos que contrarresten el efecto de cada glándula, desgraciadamente” dice un profesional de la salud.

Habrá que hacerle caso: tanto caso como a la naturaleza que, al menos con sus remedios caseros, parece llevar ventaja…

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.