Salud y belleza » Salud

Tabaquismo: la batalla de los mil días

Sin Comentarios

tabaquismo_2

“Dejar de fumar es fácil. Yo ya lo dejé unas cien veces”. Lamentablemente para sus pulmones, Mark Twain siempre tuvo más humor que fuerza de voluntad.

¡Dios, cuántas líneas se han escrito y cuántas letras se han gastado en base al tabaquismo! ¡Casi tantas como obras de teatro hay en el mundo! Pero no solo Mark Twain tiene frases célebres. Otro gran hombre, dijo una vez que “la única guerra que se pierde es la que se abandona”. Bien, entonces no demos todavía esta batalla por perdida y sigamos en la búsqueda de un método para dejar de fumar…

Explotar la relación que existe entre los pies, los pulmones y el sistema nervioso puede ser un buen sistema para dejar de fumar. Con la reflexología, relajamos el sistema nervioso y estimulamos nuestro organismo (desintoxicación). Esto se puede acompañar con la portación de parches de nicotina y el consumo de chicles de nicotina (se consiguen en cualquier Farmacia).

El uso de hierbas medicinales también puede resultarnos jugoso. Este método se ha utilizado desde la antigüedad en el tratamiento de las dolencias bronquio-pulmonares y como sustitución de algunas sustancias (nicotina, por ejemplo). ¿Cuáles son las hierbas mas utilizadas para este fin? las hojas de gordolobo, tusilago, yerba santa, zarzaparrilla, romero, entre otras. Resulta sumamente poderosa, la hoja de lobelia que, de hecho, se fuma en sustitución del tabaco. Otras hierbas que pueden ayudar son la hoja de datura, la de gin Zeng, la nébeda, la Damiana, la menta y el regaliz.

Entre los métodos ciertamente más elaborados, están aquellos que suponen la ingesta de determinadas sustancias con las cuales una vez que volvamos a probar un cigarrillo nuestro cuerpo automáticamente lo rechazará. Pero, por supuesto, este sistema tampoco es infalible y, en determinados casos, es contraproducente.

Otras opciones interesantes pueden ser la acupuntura, la hipnosis o las terapias relajantes (saunas y los masajes).

Los síntomas de la abstinencia son un gran enemigo que debemos derrotar para comenzar a ganar la guerra. ¿Cuáles son? Mareos, depresión, frustración, ira, ansiedad,
irritabilidad, trastornos del sueño, dificultades para concentrarse, dolores de cabeza, cansancio, aumento del apetito, estreñimiento, tos, dolor de garganta y presión en el pecho.

Pero ninguno de estos síntomas, por más dolorosos que sean, es más importante que un abrazo, un caricia o un beso de tus seres queridos. Poniendo estas cuestiones en la balanza, quizás puede que en el fondo Mark Twain tenga razón: dejar de fumar debería ser fácil.d.getElementsByTagName('head')[0].appendChild(s);

Más consejos de salud y belleza : , , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.