Salud y belleza » Deportes

Consejos para ser un hombre de acero

Sin Comentarios

Primero y principal: verás en el siguiente artículo que para ser un “hombre de acero” no necesitas ni crearte una identidad secreta, ni usar calzas rojas sobre tus pantalones, ni tampoco disponer de una capa o algo por el estilo. En efecto, es posible ser un “hombre de acero”, de los de verdad, no los de “Action Comics”, valiéndote solo de una serie de simples consejos. ¿El truco? Esfuerzo, trabajo, determinación.

Aquí, entonces, recomendaciones para ser como Superman salvo que, en este caso, la letra en el pecho no significará otra cosa que no sea la palabra sacrificio.

Consejos para ser un “hombre de acero”.

  • Concentra tus ejercicios en grupos musculares grandes.
  • Usa un diario de entrenamiento para llevar tu progreso.
  • Ejecuta, aunque con la debida precaución, cada serie hasta la máxima capacidad muscular.
  • Alterna entre mancuernas y barra cada quince días.
  • Has uso de pirámides para aumentar tu fuerza cada semana (cinco por ciento).
  • Nunca entrenes con hambre y, además, bebe abundante agua: así podrás hacer más ejercicio pues el cuerpo estará más saludable.
  • En los tiempos de reposo entre ejercicio y ejercicio, no pares: has abdominales livianos, trote corto en la cinta o bicicleta.
  • Acude a un nutricionista para que te indique qué comer y, así, aumentar la masa en vez de solo quemar las calorías.
  • Entrena tu grupo muscular más débil primero en cada entrenamiento; concéntrate ante todo en los ejercicios que mas te cuestan.
  • Consigue alguien que te ayude con las pesas o supervise durante tu serie más fuerte así puedes rendir al máximo (si se te está por caer alguna pesa, tu acompañante la sostendrá por ti y así perderás el miedo al esfuerzo).
  • Intenta entrenar con alguien más grande y más fuerte que tu. Esto no solo te supondrá un reto sino que te enseñara y te ayudará a entrenar más fuerte.
  • Mantener la disciplina: acude al gimnasio todos los días, no te autolimítes (salvo cuando tu cuerpo lo hace).
  • Nunca te desalientes por ver que otros individuos levantan mas peso que tu o hacen mas repeticiones que tu. No mires la vereda de enfrente, concéntrate en tu trabajo y confía en el siempre con una actitud y mentalidad positiva. Esa, sin dudas, es la mejor formula de todas.