Salud y belleza » Belleza, Bienestar

Una buena afeitada

Sin Comentarios

En su arranque, es decir en su idea, el ejercicio de afeitarse nada tiene que ver con la propia salud del hombre: es más bien una mera cuestión estética o de belleza.

Aunque, una vez desarrollada la tarea, y también cuando la misma está llegando a su fin, sí hay muchos puntos de enlace entre afeitarse y cuidar nuestro organismo: es necesario hidratar la piel, proteger nuestra barbilla y responder de forma práctica y sana ante esos siempre posibles accidentes que son las cortaduras (como vemos, afeitarse implica una doble transformación: la del hombre con barba hacia un sujeto lampiño y la de la actividad meramente estética hacia otra ciertamente más importante en la cual el fisco del hombre también desempeña un rol importante).

Es justamente por ello que debemos entender la noción de “una buena afeitada” no solo como un truco publicitario para “lograr una afeitada más al ras” sino también como un modelo para saber responder ante ciertas circunstancias que atentan contra nuestro físico.

A continuación presentamos algunos concejos, trucos y recomendaciones para una afeitada práctica, útil pero también sana.

  • Es un gran beneficio, afeitarse durante o después de la ducha. Las razones son simples: tanto el agua caliente como el vapor funcionan de forma excelente para abrir los poros y, al producirse ese efecto, se logra el vello se ablande. De esta manera, no nos veremos obligados a forzar la hoja de afeitar sobre nuestra piel con demasiada fuerza.
  • Mantener la cuchilla tan mojada como la piel, es un detalle que muchos olvidan. Es importante, claro, que nuestra piel no esté seca durante el proceso de afeitarse pero es igual de trascendental que tampoco la cuchilla lo éste. Con esto lograremos que la hoja de afeitar se deslice mejor y cause menos daño.
  • Cuando nos afeitamos debemos hacer el siguiente manejo del agua fría y caliente de acuerdo a éste orden: usa agua caliente durante el afeitado y agua fría luego del mismo para cerrar los poros, refrescar la piel y evitar el sangrado si hubo algún corte.

Tan sencillo como eso.

  • Opta por una maquina de afeitar eléctrica. Aquí entramos en un terreno que, por supuesto, no es indispensable pero si recomendable. Las nuevas tecnologías han transformada el procesos de afeitarse en un ejercicio casi perfecto: con las maquinas de afeitar podemos regular la velocidad y llegar a las zonas más complicadas sin la necesidad de apretar la herramienta contra el rostro. Además, ahorra mucho tiempo y representa menos peligros a la hora de los cortes. Más que una buena opción.
  • Otro gran truco a la hora de sacar la barba, es no hacerlo en contra de la dirección de crecimiento del vello. Si bien proporciona un mejor acabado, daña la piel que, sin duda, es más importante que cualquier look chulo.
  • Atender a los cortes de forma rápida y eficaz es un requisito indispensable. Es necesario usar material descartable (toallas solo en el caso de que, luego, las lavemos al instante sin que tengan contacto con otra persona).

Más consejos de salud y belleza : , , , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.